Evangelio de Mar Mani 24

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz
“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,
Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.
Dios de la Luz, Il’Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,
Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.
Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.
Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.
Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.
Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.
Amin.

Evangelio de Mar Mani Capítulo 24

1. El Tercer Mensajero, Mir Izgadda, es el Rey de la Frontera, Mitra del Carro del Sol, el Señor de Dios, el busto del Rey de la Luz, el Señor de todos los Defensores, Rey que está en estos mundos, el Dios en el lugar de Dios, la Forma del Dios de la Verdad, Il’Ya, el Dios Más Supremo, el Creador.

2. Su Grandeza es la Nave de la Luz del Fuego Vivo donde él habita, viviendo en ella, sus doce Doncellas, sus doce Pasos, las Doncellas que le cantan día y noche.

3. Sacó la belleza de todos los Poderes y la llevó a lo alto, purgó la escoria en el Abismo.

4. El Mensajero mostró su Imagen y purificó la Luz; por esta razón el pecado corrió y él escondió su Imagen.

5. El pecado formó los árboles, los fetos cayeron y finalmente, Adán y Eva fueron formados en la carne.

6. El Mensajero no fue allí para mostrar su Imagen a los gobernantes en el mundo para que todos los gobernantes y las autoridades pudieran diseñar una forma en su Imagen, sino que vino por el bien de su Alma y de su Hijo crucificado en el Todo, para darle vida y encontrar para él una vía de escape, para liberarlo de toda cadena y de todos los enlaces en los que fue encadenado y atado, y para salvarlo de la aflicción.

7. Pero tan pronto como los gobernantes le vieron, codiciaron su Imagen; se dieron cuenta de que no tenían nada parecido en su creación;

8. Sellaron su Imagen en su corazón; moldearon a Adán y Eva a su Imagen sin la aprobación de la Grandeza.

9. Pero la han copiado sólo aparentemente, y no la han copiado de verdad.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado
“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.